Vida Sana

¿Es el café malo para la salud?

Tal vez, para algunas personas no les suene lógico, pero, la verdad es que todas las noches tomo mi café antes de acostarme. Esto me ayuda a dormir mucho mejor.

Probablemente pienses que me estoy inventando esta historia, pero la verdad es que este es un hábito que aprendí desde que vivía en el Ecuador. Si has leído la historia, sabrás que años atrás, Ecuador era exportador de café, cacao, bananas, flores y muchos otros productos agrícolas hasta que comenzó el negocio del petróleo y el resto es ya historia.

Lo más llamativo de esto es la influencia de los medios de comunicación en el cerebro de las personas. Por ejemplo, allá en el Ecuador, mis hermanos al igual que Yo, tenían la costumbre de tomar café para ir a dormir. Pero, llegaron a los Estados Unidos de América y se dejaron influenciar de los medios de comunicación y hoy dicen que no pueden dormir si toman café demasiado tarde. Pienso y digo, ¿No son estas, las mismas personas que en Ecuador solían tomar café justo antes de acostarse? Dicen ellos que es debido a la cafeína. Yo digo que es algo psicológico influenciado directamente por la televisión y los medios en general.

Regresando al tema del café, sabemos que el café es la bebida aromática de mayor consumo en el mundo, y sus efectos nocivos o benignos para la salud han sido controvertidos desde la antigüedad. Aquí les expongo algunas de estas controversias o más bien, anécdotas relacionadas al café.

    • La Iglesia declara al café «bebida del diablo» hasta que, en 1400, el papa Clemente VIII decidió santificar su uso.

    • En 1600, los científicos también anunciaron que el café es un veneno y agregaron: «En el Día del Juicio Final, aquellos que han bebido café saldrán de su tumba negros como el café molido».

    • En 1700, el rey Gustavo III de Suecia, sin darse cuenta, demostró al mundo la inocencia y la seguridad del café. Convencido de que es un veneno, el Rey ordenó que dos gemelos idénticos, ambos juzgados y condenados a muerte; sus condenas fueran conmutadas por cadena perpetua con la condición de que durante el resto de sus vidas deben beber una gran cantidad de café. Se dice que, independientemente de las enormes dosis de café que se vieron obligados a beber, los dos acusados vivieron más de ochenta años.

    • En algún momento alrededor de la década de 1700, un sirviente del papa le llevó una muestra de café para que el papa lo prohibiera. Dado que el café era una bebida oscura y amarga y generaba cierta adicción a quienes lo consumían. El papa probó la bebida y respondió que sería un pecado y un sacrificio dejarle esa bebida al diablo. A partir de aquí, los católicos pudieron tomar café libremente.

La verdad es que estudios más recientes han demostrado que el café tiene muchos beneficios para la salud. Los científicos dicen que no hay razón para dejar el café; Además, el café tiene más beneficios que daños.

Beneficios del café

Reduce el dolor de cabeza

Una taza de café puede reducir o eliminar el dolor de cabeza. Esto es posible porque muchos dolores de cabeza se deben a la tensión de los vasos sanguíneos del cerebro y el café puede dilatarlos, de esta manera se reduce la intensidad del dolor. También se a comprobado que el café ayuda a mejorar el efecto analgésico de la aspirina usada para aliviar el dolor de cabeza.

Previene coágulos de sangre

Estudios sugieren que pronto, las fórmulas de cafeína se usarán en el desarrollo de medicamentos para prevenir los coágulos sanguíneos que causan ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Múltiples estudios han demostrado que el café no aumenta la presión arterial, tampoco afecta la frecuencia cardíaca ni causa ataques cardíacos.

Reduce el riesgo de la enfermedad de Parkinson

Un estudio llevado por Elisabet Rothenberg, de la Universidad de Kristianstad, demuestra que el café puede ayudar a reducir el riesgo de padecer un trastorno neurodegenerativo. Es decir, que puede ayudar a prevenir enfermedades como el Alzheimer y o el Parkinson. Este hecho se debe a los compuestos vegetales que tiene la bebida, como los fitoquímicos y los polifenoles.

El estudio demuestra que beber café regularmente puede ayudar a reducir esas enfermedades hasta en un 20%. El estudio concluye que, si no tomas café, tienes de 2 a 3 veces más probabilidades de desarrollar la enfermedad que los que sí lo hacen.

Mejora el asma y las alergias

Cada vez hay más razones para beber café. Y al menos en cuanto al asma, la cafeína es una aliada. Se ha descubierto que el café con cafeína podría mejorar la función respiratoria por hasta 4 horas después de consumirse. La cafeína dilata los bronquios, por lo que ayuda a combatir las crisis de asma y otras alergias, según el estudio “Cafeína para el asma”, realizado en Italia. De hecho, la cafeína es una de las principales sustancias de muchos medicamentos con los que se tratan los problemas respiratorios.

Prevenir la formación de cálculos

Varios estudios han encontrado que tomar una taza de café al día ayuda a prevenir cálculos renales y cálculos biliares. Uno de los estudios, de la Facultad Medicina de la Universidad de Mahidol (Tailandia). publicada en ‘Advances in Nutrition‘, la cafeína se ha revelado útil para prevenir la formación de lo que popularmente se llaman piedras en el riñón, esto se debe a que el café tiene un efecto diurético y al aumentar la producción de orina se descartan minerales que pueden acumularse. Sin embargo, este informe supone una novedad porque hasta ahora se consideraba que al no ser el café una bebida diurética era perjudicial para el filtrado del riñón. Hasta ahora, las indagaciones sobre este compuesto y su relación con los cálculos renales eran contradictorias.

Reduce el riesgo de desarrollar cáncer

Los estudios científicos informan que el café no está relacionado con el riesgo de cáncer. Por el contrario, tomar más de dos tazas de café al día previene varios tipos de cáncer como el de colon o la vejiga, ya que el café contiene 300 sustancias beneficiosas y antioxidantes. Con estas propiedades, el café podría ser la base de nuevos medicamentos para combatir el cáncer.

Previene la caries dental

El café ayuda a prevenir las caries; Previene el crecimiento de bacterias en la boca, si se toma sin azúcar ni leche. En un estudio muy reciente indican que los componentes del café (melanoidin) poseen una actividad anti-biofilm y anti-adhesión que no permite al estreptococo mutans que se adhiera al hidroxiapatita del diente. La creación del biofilm fue completamente inhibida en la presencia de las fracciones con un alto peso molecular y solo un 20% en presencia de los componentes melanoidin.

Con todo ello podemos decir que consumir café sin aditivos de ningún tipo y de forma moderada puede ayudar en la prevención de la caries dental pero siempre hay que tener en cuenta que es una bebida que puede colorear los dientes si se consume de forma exagerada.

Disminuye la depresión

La depresión es una enfermedad y, como tal, debe tratarse bajo la supervisión médica de un especialista. Sin embargo, estudios publicados en centros de investigación reconocidos en todo el mundo, encontraron que el consumo moderado de café (cuatro tazas al día) ayuda a hacer frente, ya que es un estimulante natural que proporciona energía.

Reduce el riesgo de desarrollar diabetes

De acuerdo con el informe anual del Instituto de Información Científica sobre el Café (ISIC por sus siglas en inglés), publicado con motivo del Día Mundial de la Diabetes, consumir café diariamente puede reducir hasta en un 25 por ciento el riesgo de que una persona desarrolle esta enfermedad crónica en su tipo 2. Esto es posible ya que los componentes del café disminuyen la concentración de azúcar en la sangre.

Precaución:


Se recomienda café si es una persona sana. Si tiene alguna duda o enfermedad, lo mejor es consultar a un médico.

Más Populares

To Top